max gómez canle
textos
 
contacto / descargas
>
Entre paisajes y videojuegos
Revista La Mano
2007
Pablo Accinelli


Al contrario de lo que pasa en Brasil o mismo en Chile, Argentina es un país que sigue teniendo dentro de su mercado cultural buenos pintores. Casos como Guillermo Kuitka, Marcelo Pombo, para citar a unos pocos, aparecen y reaparecen informando acerca de las posibilidades de la pintura. Es el caso de Max Gomez Canle (34) quien desde hace unos años hace de sus pinturas hechas con óleo una bolilla a tener en cuenta. Digo bolilla porque se podría estudiar a partir de su obra. La historia del arte, el color, la materia surgen de su trabajo, de su taller de distintas maneras, pero una de ellas es la manera didáctica. Uno aprende viendo. La obra que sale de ella corre inmediatamente al formato libro, ésta se registra continuamente así misma por su importancia en la serie, en el proyecto poético que trae consigo el trabajo y va formando una serie de lazos que bien podrían intercalarse, capitularizarse en formato libro. Este tendría tantas facetas como tiene una cátedra. Capítulos de referencias a otras obras (Roberto Aisenberg, Brueguel, Friedrich, Loza), a la historia del arte (romanticismo, renacimiento, vanguardias), a la cultura popular (video juegos, películas de ciencia ficción), capítulos de materiales (resina, óleo, barnices, madera), de planteos de proyectos, de técnicas antiguas. Un libro completísimo, poético y didáctico. Esculturas de una calidad sorprendente que hace antes de pintar sus obras que contendrán a las mismas pero en dos dimensiones llenarían el libro de una pasión investigativa que seguramente desarrollaría en el lector infinidad de preguntas acerca de “los tiempos”, este en el cual vivimos, impaciente, veloz y otro, quizás más observador, puntilloso y delicado. Al ver un cuadro de él uno se traslada al Prado, al Louvre. Como dice Rafael Cippolini la historicidad de la imagen, la fecha original de su técnica en sus trabajos funciona como un color más. Tras lo cual podemos decir que 2007 será un año bastante interesante si pensamos que Gomez Canle mostrará su obra en varias ocasiones, como por ejemplo en dos muestras individuales, una en la galería Braga Menendez y otra en el Centro Cultural Recoleta. Fiel a su frase “si es pintura que sea buena”, en la muestra nos empujará a la pileta y tendrá agua, planos de lecturas formales, narrativos, conceptuales. Puntos ambivalentes que van de la materia y a la representación, del qué o al cómo. A la impasibilidad, a la dureza del arte concreto tradicional en su versión únicamente geométrica, Max opone una geometría de lo personal, y al mismo tiempo a lo intangible de los paisajes románticos Max le opone una melodía de videojuegos que avanza sobre la imagen cual Tetris formando montañas racionales y tangibles, de fácil acceso, populares.


Viejas visiones de nuevos maestros.
Revista Mancilla
2012
Florencia Qualina
Una apuesta a lo imaginado
Diario Perfil
2012
Daniel Molina
Reseña
Arte al Día International
2012
Victoria Verlichak
Cuando el arte ataca
Suplemento Radar del diario Página 12
2007
Natali Schejtman
Entre paisajes y videojuegos
Revista La Mano
2007
Pablo Accinelli
La ventana abierta
Revista Barzón
2007
Cecilia Fiel
Detrás de la Montaña
Revista Veo
2007
Laura Murray y Eduardo Basualdo
Entrevista
Revista Ñ del diario Clarín
2007
Cecilia Fiel