max gómez canle
textos
 
contacto / descargas
>
Entrevista
Revista Ñ del diario Clarín
2007
Cecilia Fiel


Atrás quedaron largas jornadas laborales como escenográfo en shoppings y parques de diversiones. También 5 años trabajando en el bar de FM la tribu cocinando 15 platos por día y atendiendo a un amplio set de habituales comensales: taxistas uruguayos, rockers conocidos y no, ex militantes del MTP, el poeta y locutor Tom Lupo, gente de la radio. Al fin, tras su primera muestra individual en 2005, levantó vuelo. El nombre de Max Gómez Canle no pasa desapercibido entre los coleccionistas de arte contemporáneo y se ha establecido entre lo más sólido de la nueva pintura argentina como lo probaron sus recientes y simultáneas muestras en el Recoleta y la galería Braga Menéndez.

A la hora de crear Gomez Canle elije cruzar estilos y técnicas: paisajes renacentistas, la geometría argentina y el universo de los videojuegos; el óleo y la madera con procedimientos digitales como programas en 3 D y Photoshop. Pintura, objeto y animación atraviesan el cuerpo de su obra. Así, Canle esboza su idea-fuerza o manifiesto interior: “La pintura dejó de ser una ventana virtual y se transformó en un cuadro que avanza sobre la realidad y, por lo tanto, es necesariamente un objeto. Yo no concibo una pintura que uno no pueda ver desde el costado, que el costado no este elaborado conceptual o técnicamente de alguna manera, que no esté pintado o tratado con algún material. La pintura nunca es un plano. Para mi el atrás puede formar parte como el adelante”.

¿Entonces puede decirse que tu pintura ‘deviene objeto’?
La pintura ya es objeto, no creo que se pueda pensar de otra manera, lo que sí me parece es que se puede tensar esa situación objetual y ahí es donde en mi obra incluyo el volumen. Esta inclusión es lo que determinaba a comienzos del siglo XX que la pintura no era ya un plano de representación, no era lo virtual; hoy lo virtual es la pantalla.

Y además el que recurras a la madera como soporte, no?
Sí, me interesa la madera como soporte porque ya es un objeto en sí mismo. Trabajo mucho sobre tela pero me gustan mucho los soportes rígidos como el cobre.

Creo que en esta concepción de tu obra incide el que a veces utilices marco irregular…
Sí, eso acentúa el plano objetual. MADI pensaba que el recorte del marco irregular era la inclusión directa de la obra a la arquitectura, las obras de Lozza, por ejemplo.

Empezaste haciendo video y ahora pintas. ¿Cómo se dio ese tránsito?
Extrañaba lo objetual. Envidiaba a mis amigos artistas que hacían esas obras mientras lo mío estaba encerrado en horribles cajas negras que decían VHS. Mi formación es de pintor y siempre me gustaron los materiales nobles y los oficios manuales. Pero volver a pintar después de haber pasado por la tecnología fue bastante natural. Incluso ahora uso la computadora, programas de 3 D y demás para luego pintar. Volví a la pasión del hacer con el video, después de haber llevado mi pintura en una dirección conceptual iconoclasta. Después, lo único que hice fue sumar lo que había ido restando.

Generalmente vos hablas de la importancia de la suma en tu obra ¿Cuál sería la suma básica que trabajás?
Sí, yo trabajo en el cruce de lo geométrico y el paisaje. Una de las combinaciones que vengo utilizando es el cruce entre la representación de paisajes que aparecen en los fondos del renacimiento y un poco posterior, Veronese, nórdicos como Brueghel, hasta Friedrich y los románticos del norte. Estos paisajes los combino con elementos de los concretos que para mi son evidentemente la parte racional más pura, es decir, un plano rojo es un plano rojo y no está representando una pared roja.

En todos tus paisajes la presencia más notoria es la de la montaña junto a personajes de formas geométricas ¿a qué se debe la insistencia en la montaña?
Me parece que frente a la montaña le suceden cosas al hombre. La montaña como acumulación de la pintura yendo hacia el objeto, siendo objeto, queriendo ser cuerpo y acumlación de material, perfectamente se podría hacer una pintura que sea una montaña pero que sea por acumulación de materia no por representarla. Y por otro lado está este personaje geométrico que también es la situación geométrico racional pero narrativizada por conformar una carita. Ahi se produce un cruce doble de la pintura yendo hacia el cuerpo, la materia, o lo informe y la geometría yendo hacia la narrativa.

La montaña aparece no sólo en tu pintura sino que es el protagonista principal del video que presentas en el Centro Cultural Recoleta. En el video la montaña se construye como el videojuego Tetris, ¿en ese caso podría pensarse esa ‘geometría yendo hacia la geometría’ que planteas?
Tiene mas que ver con la animación de la montaña, siempre subyace esa idea de que la pintura ya es un objeto pero su última voluntad sería ser algo vivo, o el sueño demiúrgico del artista es crear un mundo vivo. También es una animación el cubismo, supongo que, de alguna manera, al incorporar el tiempo ellos querían incorporar vida.

¿Qué crees que le pasa a tu generación con la pintura, con el oficio de pintar?
No se muy bien que le pasa a mi generación, lo que si es que muchos en todo el mundo se sienten con la libertad de pintar sin por eso dejar de ser contemporáneos, y la pintura es un medio con propiedades muy específicas y que no se agota como vehiculo y materia del conocimiento. Por otro lado pintar para mi es lo natural y creo que argentina tiene una tradición de increíbles pintores y a mi me gusta sentirme continuando algo y que se que se puede hacer muy bien desde acá, con todo lo que el “acá” implica.

¿Qué implica?
Yo creo que no se puede trabajar naturalmente, en nuestra situación periférica, con despliegue tecnológico y generar arte de ese tipo acá, y algo parecido me pasa con el arte conceptual duro, y sí me parece que se puede pintar acá con una excelencia e irreverencia que ya no es tan común en Europa o EE. UU.. Trato de pensar orgánicamente para hacer algo construido sobre cimientos propios, entendiendo que la naturaleza de los nuestros es especialmente híbrida.
Igual, por conversaciones con amigos pintores, hay algo en el pintar como de ralentar el tiempo, como de balancear algo macro con una actividad muy particular, pintar. 

Viejas visiones de nuevos maestros.
Revista Mancilla
2012
Florencia Qualina
Una apuesta a lo imaginado
Diario Perfil
2012
Daniel Molina
Reseña
Arte al Día International
2012
Victoria Verlichak
Cuando el arte ataca
Suplemento Radar del diario Página 12
2007
Natali Schejtman
Entre paisajes y videojuegos
Revista La Mano
2007
Pablo Accinelli
La ventana abierta
Revista Barzón
2007
Cecilia Fiel
Detrás de la Montaña
Revista Veo
2007
Laura Murray y Eduardo Basualdo
Entrevista
Revista Ñ del diario Clarín
2007
Cecilia Fiel